IICA destaca a joven brasileña por marcar un hito en la ganadería ovina y caprina

Fuente: Swissinfo

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) destacó este lunes 4 de julio como «líder de la ruralidad de América», a la joven brasileña Francisca Neri, por inspirar a la juventud y ayudar a revolucionar la ganadería ovina y caprina.

Neri, de 25 años, es la secretaria de Agricultura Familiar del municipio de Betania, estado de Piauí (noreste de Brasil), puesto desde el que promueve el asociativismo y el cooperativismo para mejorar los ingresos y la calidad de vida de los pequeños productores, detalló el IICA en un comunicado.

Además, desde hace tres años es parte de la presidencia de la Asociación de Criadores de Ovinos y Caprinos en Betania, donde motiva a otros jóvenes a interesarse en la ganadería.

«El asociativismo y el cooperativismo corren por mi sangre. Son mi vida y la base de todo en lo que creo. Así es como lucho por la gente y los agricultores para que se comprometan cada vez más. El cooperativismo y el asociativismo son los negocios del futuro; fueron las fuentes de ingresos para mis padres y también lo serán para mis hijos y mis nietos”, expresó la brasileña.

El Premio Líderes de la Ruralidad es un reconocimiento del IICA para quienes cumplen un doble papel: ser garantes de la seguridad alimentaria y nutricional y al mismo tiempo guardianes de la biodiversidad del planeta a través de la producción en cualquier circunstancia.

La Asociación reúne a 133 familias productoras. En el territorio hay más de 316 cooperativistas, por lo que hay unas 500 familias involucradas.

Según Neri, hasta 2012 no se generaban ingresos de la ganadería de cabras y ovejas, pues esta era prácticamente de subsistencia. Sin embargo, a partir de 2014 los ingresos locales provenientes de la ganadería ovina y caprina fueron creciendo.

La primera acción de Neri, como presidenta de la Asociación de Criadores de Ovinos y Caprinos en Betania fue alentar a los jóvenes de su comunidad a que se asociaran.

“Creo que este ha sido uno de los mayores logros: atraer a jóvenes y mujeres al asociativismo en nuestro municipio. Hoy tenemos a un joven de apenas 24 años como presidente de la cooperativa local Coovita, una sociedad cooperativa que reúne a agricultores de seis municipios más de la región”, explicó la agricultora.

De acuerdo con la joven agricultora, es muy importante la integración ya que permite trabajar de forma organizada y planificada.

“Abrimos nuevos mercados, pues dinamizamos la manera de trabajar y pusimos todo en orden. Establecimos cronogramas anuales para la entrega de animales por parte de cada familia, realizamos capacitaciones y esfuerzos destinados al mejoramiento genético”, dijo la productora.

Deja un comentario