Granos en mercado internacional suben en medio de la crisis ucraniana

Fuente: El Confidencial – El Economista

La incertidumbre en torno a la creciente escalada del conflicto entre Rusia y Ucrania está teniendo su impacto a nivel económico. Y no solo por las sanciones que impondrán Europa y Estados Unidos. Ni tampoco se limita únicamente al aumento del precio del gas o del petróleo, todo ello impacta directamente en el sector de granos internacional, su cotización y su abastecimiento al mercado mundial.

Tanto Ucrania como Rusia son dos países altamente importantes en el comercio de trigo, maíz y aceite de girasol. Cualquier sanción, o conflicto armado, amenazaría el suministro de países asiáticos, africanos y de Oriente Medio, lo que les expondría a un incremento aún mayor del precio de alimentos tan básicos en la cesta como el pan. El índice de precios alimentarios ya se encuentra en sus niveles más altos en una década.

Hay motivos para preocuparse. Echando la vista atrás, concretamente hasta 2014, cuando Rusia se anexionó Crimea, los precios del trigo se dispararon. Entonces, los volúmenes de exportación no eran tan grandes como los actuales. Ahora, países como Egipto o Turquía dependen del “granero de Europa”.

Por el momento, las provisiones continúan circulando libremente y no hay señales de interrupción significativas. Pero si la invasión ocurriera, los mercados mundiales, que ya están lidiando con la reducción de las reservas de grano, podrían sufrir una mayor escasez.

Cuadro estadístico actualizado al 23/02/22

Además, Rusia es uno de los mayores comerciantes de los tres grandes tipos de fertilizantes. Cualquier corte en los suministros podría afectar a los campos de cultivo y ahondar la inflación alimentaria «Las sanciones podrían llevar a la escasez de alimentos y energía», apuntaba recientemente Bloomberg Intelligence.

Rusia: el mayor exportador de paladio

La preocupación e incertidumbre también llegan a la exportación de metales como el aluminio, el níquel, el paladio o el hierro. “El mayor impacto se ha producido en aquellas materias primas en las que Rusia es un gran productor. El miedo a las interrupciones ha perturbado a unos mercados ya ajustados. El paladio (PALL) ha mostrado su liderazgo, siendo Rusia el principal productor de este metal para automóviles. Le sigue el platino (PPLT), sustituto de este metal”, comenta Ben Laidler, estratega de mercados globales en eToro.

En lo que va de año, los futuros del paladio con entrega en junio han volado más de un 26%, y el platino en torno a un 13%. Rusia concentra el 40% de la producción de paladio, que se emplea en la fabricación de los catalizadores de los vehículos a gasolina e híbridos.

Aunque el país es menos competitivo en el sector de los metales básicos, sigue siendo uno de los principales proveedores del mundo. JPMorgan estima que representa entre el 4% y el 6% de la producción mundial de cobre, aluminio y níquel.

Pese a los recientes incrementos de precio, desde eToro estiman que el miedo a la reacción de las ‘commodities’ no debe exagerarse. “La historia muestra que la geopolítica tiene un impacto limitado en los mercados globales a medio plazo, siendo peores los efectos previos al evento. Predominarán los impactos locales. Los activos rusos y de Europa del Este han sido los más afectados por las crecientes preocupaciones”, escribe en una nota su estratega de mercados globales.

Deja un comentario