Agalep pide que leche evaporada sea producida a partir de leche fresca como se hace a nivel mundial

Fuente: RPP

La Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (AGALEP), que agrupa a más de 17 mil ganaderos de las principales cuencas lecheras del país, anunció una primera movilización este miércoles 2 de febrero desde las 9:00 a. m. en el Congreso, para exigir al Estado que los ayude a evitar la extinción de la ganadería lechera tras pérdidas de casi un millón de soles diarios.

AGALEP indicó que se reunirán con la Comisión Agraria para solicitar al presidente de la República, Pedro Castillo, que tome inmediato conocimiento del daño generado a cientos de familias ganaderas de Cañete, pues muchos de ellos han empezado a vender sus animales para mantener a sus familias y buscar nuevas formas de trabajo para subsistir.

Asimismo, señaló que las empresas privadas dieron plazos perentorios de no más de 15 días para dejar de comprar leche, luego de décadas de haber incentivado la producción local, dejando abandonados y al borde de la quiebra a miles de pequeños ganaderos, quienes tuvieron que regalar su producto y en otros casos deshacerse del preciado lácteo.

“Actualmente, las empresas lácteas pagan 1 sol por litro de leche fresca a los ganaderos peruanos. Ante el incremento del precio del alimento de las vacas en más del 70%, solicitamos que las grandes industrias lácteas nos paguen 2 soles por litro de leche al igual que pagan por kilo de leche en polvo importada. En una economía social de mercado no puede permitirse esta discriminación en perjuicio del productor nacional”, alertó Nivia Vargas, presidenta de AGALEP.

Pedido al gobierno

Por ello, piden al Estado que la ganadería y la agricultura familiar sean declaradas en emergencia y que la leche evaporada sea producida a partir de leche fresca como se hace a nivel mundial.

De esta manera, señalaron, se podrá evitar la competencia desleal con la leche en polvo, en detrimento de productores y así evitar que el ganadero venda sus animales logrando que desaparezca la ganadería lechera.

“Rechazamos el uso de la imagen de los ganaderos para fines eminentemente comerciales de la industria láctea. Ningún ganadero es socio de la industria privada, que paga por la leche importada el doble de lo que paga por la leche nacional. Hace 15 días en Cañete el grupo Nestle dejó de acopiar 24 mil litros de leche porque prefieren utilizar la leche en polvo», aseveró Vargas. 

«Pedimos al Gobierno que intervenga para que de nuevo empiecen acopiar la leche, que es una actividad que los cañetanos tiene desde hace quince años y 235 familias ganaderas se quedarán sin trabajo”, agregó.

La concentración de esta semana sería la primera de diversas movilizaciones que realizarán en todas las regiones del país, si es que no se hace un acuerdo.

Los representantes también manifestaron que lucharán para que el presidente Castillo cumpla su promesa de campaña en beneficio de cientos de trabajadores y productores.

Deja un comentario